SÍNDROMES COMPRESIVOS NERVIOSOS Mar 02, 2020

SÍNDROMES COMPRESIVOS NERVIOSOS

Los nervios son los cables eléctricos de nuestro organismo. A través de ellos se transmiten los impulsos eléctricos que llevan la información de un lugar a otro de nuestro cuerpo. Como cualquier cable, son alargados, finos en general, más o menos cilíndricos y deben seguir un recorrido dado. En dicho recorrido, pueden encontrarse con diferentes obstáculos y dificultades. En ocasiones, el nervio debe atravesar agujeros o zonas de estrechamiento óseo, otras veces; debe atravesar o pasar debajo de músculos o fascias. A estos lugares anatómicos especiales, que pueden suponer un compromiso para el nervio, se les llama en medicina; zonas de compromiso nervioso, pues pueden poner en compromiso al mismo.

En condiciones normales, estos lugares no suponen ningún problema para el nervio. Y es que, si bien, como hemos dicho, son zonas anatómicas especiales; no son patológicas. El nervio debe pesar por ellas y hasta es deseable que lo haga, pues de lo contrario, podría sufrir desplazamientos imprevistos.

Entonces, ¿qué son los síndromes compresivos nerviosos? ¿Y cuáles son sus síntomas?

Los síndromes compresivos nerviosos, también conocidos como síndromes de atrapamiento nervioso o neuropatías por atrapamiento; se producen cuando el nervio, a su paso por una o varias zonas de compresión anatómica, sufre algún tipo de agresión o irritación, que lo lleva a desencadenar síntomas de carácter neurológico, tales como alteraciones de la sensibilidad (parestesia), hipertonía muscular, alteración de los reflejos, dolor, etc. 

Nuestros nervios son extremadamente sensibles a cualquier agresión externa, ya sea física o química. La compresión, el sobrestiramiento o los cambios en el PH, por ejemplo; pueden alterar la conductividad eléctrica del nervio, generando los síntomas mencionados anteriormente. Es por esto por lo que estos lugares, si bien anatómicamente normales, suponen, a priori; una zona de riesgo para el nervio.

En ocasiones, los síntomas pueden parecerse a una lumbociática (si es en el miembro inferior) o a una cervicobraquialgia (en el miembro superior). Por lo que el diagnóstico diferencial resulta, en todo caso, fundamental.

Existen múltiples lugares en los que se pueden generar estas neuropatías por atrapamiento. Algunos de los más habituales son: la compresión del nervio mediano a su paso por el músculo pronador redondo del antebrazo, la compresión del nervio peroneo tras la cabeza del hueso peroné o la compresión del nervio ciático a su paso por el músculo isquiotibial. Otras compresiones del mismo tipo, tienen nombre propio. Como el conocido síndrome del túnel carpiano, que afecta al nervio mediano a su paso por la muñeca. El síndrome del piramidal, que afecta al nervio ciático a su paso por el músculo piramidal. El síndrome del canal de Guyón, que afecta al nervio cubital a su paso por la muñeca. El síndrome del túnel tarsiano, que afecta al nervio tibial posterior a su paso por el tobillo. O, el síndrome de los desfiladeros (interescalénico, costoclavicular y del pectoral menor), que afecta al plexo braquial a su paso por, respectivamente, los músculos escalenos, el espacio costoclavicular y el músculo pectoral menor. 

Aunque la distribución de los síntomas es variable, según el nervio afectado, los síntomas serán siempre similares, pues la estructura afecta es la misma y su mecánica lesional, similar.

Cabe destacar, finalmente, que la fisioterapia y en especial, la terapia manual; supone una herramienta tremendamente útil en el tratamiento de este tipo de patologías, pues en la mayoría de los casos basta con eliminar o reducir la compresión o el sobrestiramiento sobre el nervio, para mejorar la sintomatología de forma eficaz y duradera.

Para acabar, es conveniente recordar que, no todas las neuropatías por atrapamiento se pueden resolver eficazmente con fisioterapia, por lo que, como siempre; será indispensable un buen diagnóstico médico previo, que descarte otros posibles problemas.

Sobre el autor

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0

0%